Test para Padres

17.03.2014 11:55

¿Te apetece saber qué tipo de padre eres?

Sólo tienes que contestar con sinceridad a este sencillo test.

¿Con qué tipo de padre te identificarías?

a)      Padre Colaborador

Son padres que viven acorde con su tiempo, padres modernos que entienden que el reparto equitativo del trabajo es necesario desde el mismo momento en que deciden unirse a una pareja y formar un hogar juntos. Por lo general son padres capaces de poner una lavadora sin incidencias significativas e incluso planchar por propia voluntad. Te preguntan si hay que hacer algo o actúan por propio instinto infaliblemente. Son voluntariosos, cocinan fenomenal y son grandes gourmets. No obstante, en materia de hijos dan un paso atrás durante la etapa bebé. Entienden que  la crianza de éstos en los primeros años pertenece más a la madre (por pura cuestión de dependencia materno-filial) por lo que delegan y facilitan esta labor. Su menor  implicación es debida a que cuando son pequeños, los bebés les producen algo de mieditis e inseguridad y por eso prefieren que sea la mami quien se ocupe en mayor medida. Cuando cogen al bebé para calmarlo, acaban con contractura en el cuello durante un mes, debido la tensión que les produce la situación. El llanto inconsolado es algo que les provoca arritmias galopantes y les eriza la piel. Los ven vulnerables y extremadamente frágiles. Algo así como bolitas de carne autómatas -pero sin mucha gracia que digamos- a pesar de ser tan monos. Por esta razón prefieren ocuparse de la intendencia de la casa, la compra, la comida y en general lo hacen con dedicación y buena voluntad. Su instinto paternal aletargado comienza a despertarse a marchas forzadas en el preciso momento en que su hijo le pregunta por primera vez: ¿Papá, me llevas al fútbol? Ahí ya dejan de poner lavadoras….¡¡¡acaban de tener un hijo!!!

b)      Padre Implicado

Son padres que se implican en la crianza de los hijos de forma voluntaria y disfrutan con ello, pero por lo general, para el resto de las tareas domésticas necesitan un empujoncillo. Son voluntariosos para las cosas de casa pero necesitan una indicación inicial (y una supervisión final) de lo contrario permanecerán indefinidamente en modo off. Las lavadoras son ciencia ficción para él. No se explican cómo llega la ropa limpia a sus armarios desde el cesto de la ropa sucia, ahí tienen un agujero negro. No obstante, cambian pañales magistralmente, dan biberones eficientemente, les encanta el momento baño y saben calmar al bebé incluso mejor que la propia madre. Conocen al pediatra de su hijo, se ocupan del calendario vacunal y de las visitas al "niño sano". Les encanta salir con el bebé de paseo, incluso lo portean colgado de su pecho henchido y alternan con las otras madres en los columpios, participando efusivamente de las tertulias que allí surgen sobre el monotema. A las demás madres se les cae la baba con él y todas quieren uno de esos para sí mismas. Por lo general son padres que por su trabajo pueden pasar bastante tiempo con su bebé, por lo que no suelen perderse nada. Piden excedencias para dedicarse al bichito  o compartir la baja maternal, incluso disfrutarla en lugar de la buena madre. Controlan al dedillo las medicinas del bebé (se saben dosis y nombres comerciales, amén de sus indicaciones) y saben interpretar los percentiles de las tablas de crecimiento, sí sí...lo saben. Cuando están a solas con su enano, le dan el parte reglamentario a la madre por Whatsapp, completamente orgulloso de los progresos del pequeñín. Se reconocen porque siempre van detrás de una cámara de fotos o móvil captando los Greatest Hits de su miniyó.

c)       Padre escurridizo

Como su propio nombre indica, escurre el bulto siempre que puede. En general le gustan los niños, pero le superan un poco. Son hombres que delegan las funciones de crianza en la madre, y si en algún momento se les requiere, les surge un partido de pádel o una reunión de trabajo de última hora. Se esperan en su trabajo o en el bar de la esquina hasta que dan las nueve y media, hora más que razonable para que al llegar a casa el bebé ya esté comido, bañado y hecho un San Luis. Cuando entran en casa te cogen el niño y te lo potrean hasta el infinito y más allá. Los excitan hasta niveles peligrosos para la salud del niño, porque en el fondo disfrutan mucho con  ellos, lo que pasa es que no soportan los momentos potito y cambios de pañal. Tras hacerlo volar siete veces por el salón y trotarlo a caballito otras siete más -a carcajada limpia por parte del enano- una vez sobreexcitado el elemento y a voz en grito, se lo encasquetan a la buena madre con la excusa de que tendrá hambre o sueño y se van a la cocina a tomarse una cerveza.  Y ahora te las apañas tú para devolver las pulsaciones de la criatura a niveles basales, para dentro de unas siete horas más o menos, ya calmado…se duerma el bicho.  Cuando los niños están mansitos lo sobrellevan bien, pero las salidas de tono de los angelitos, los sobrepasan. Son padres que cuando vas de paseo con el carrito del niño, te lo dejan llevar a ti porque no se ven en este papel. Una vez crecen, este estereotipo de padre siempre responde igual a las preguntas de sus hijos: “eso, lo que diga mamá”. De su posible implicación en las tareas de casa…ni nos complicamos escribiendo una sola línea. Siempre lo ven todo limpio e impoluto, aunque las pelusas te den los buenos días cada mañana. Tienen visión selectiva, no sé si esto es un defecto (según nosotras) o una virtud (según ellos). Y si el niño se hace sus cositas, se las ingenian para perderse en modo raudo (de nuevo a la cocina) y nunca les llega el olor. No tienen pituitaria.

d)      a y b son ciertas.

Son los Padres Perfectos. Asocian las virtudes (sin sus correspondientes defectos) de ambos tipos de padres: los colaboradores y los implicados. Padres que ayudan en casa, ayudan con los bebés y además, cuidan de la mami y se preocupan por su bienestar físico y emocional. No tienes que azuzarlos, funcionan autónomamente y no fallan. Su visión no es selectiva y conservan su pituitaria (virtud, sin duda) y están pendientes de las necesidades de todos y todo. Son trabajadores y comprensivos. Siempre tienen una palabra de aliento y una sonrisa. Siempre te ven estupenda a pesar de tus ojeras y tu mala cara. Se llevan el niño a dar un paseo para que la madre duerma una siesta o se turnan para dar biberones por la noche. Te hacen el café por la mañana, te lo llevan a la cama y se quedan junto a la mami viendo cómo amamanta al bebé mientras se les ilumina la cara de satisfacción y ternura. Sólo tienen una  “parte negativa” estos padres - y según se mire lo de negativo-  y es que los niños le tienen cogido el aire y saben cómo entrarle cuando quieren algo,  porque no saben decir que no (las estupendas, también lo saben). Son bonachones y mimosos. Son padres y compañeros adorables. ¡¡Son Súper Padres!! pero ojo…estos padres están muy cotizados,  cuando encuentras un macho alfa de esta especie…..chicas, procurad no perderlo, pasarán años hasta encontrar otro de similares características en modo disponible, están todos pillados.

e)      Todas son falsas.

Razone su respuesta.

Agradeceríamos deje su comentario a continuación para, en futuros cuestionarios, incluir su sugerencia.

 

Resultados:

Como imaginamos que la mayoría de los padres habéis contestado la respuesta d) -ya sabes, los padres perfectos- lo primero que vamos a recordar es que pedimos sinceridad al principio ¿Lo recordáis?

Venga, ahora responde otra vez....

Vaaaaale....sea cual sea la respuesta elegida (sincera o no), sabemos que eres un padre excepcional y estamos muuuuy orgullosas de ti, auuuuunqueeee si has respondido a), b), o c) -cualquiera menos la respuesta  d)- tal vez deberíamos pulir algunos aspectos para mejorar. Aspectos que tú conoces perfectamente, ¿Verdad? *;) guiñando

Criar a un hijo es una labor de dos y es importante estar unidos en todos los aspectos de la crianza. De siempre, los hijos tienen en su padre/madre su modelo a imitar como objetivo en la vida. Para un hijo ver que sus padres/madres colaboran unidos en todos los aspectos relacionados con ellos y con el resto de las tareas domésticas, les hará crecer en la necesaria creencia de que la igualdad es una realidad y lo habitual. Y eso es lo que queremos conseguir ¿no? hijos educados correctamente en base a una buena escala de valores y en la igualdad, aspectos que harán de ellos grandes personas gracias a sus grandes padres/madres.

Enhorabuena por ser ese padre ejemplo para tus hijos.

Querido papi: ¿Compartirías tu respuesta?

*=D> aplauso

 

Dedicado a esos imprescindibles y maravillosos padres.

19 de marzo. Día del Padre.