Sacaleches, ¿aliado o enemigo?

30.05.2016 10:43

Me he decidido a dedicarle una entrada a nuestro amigo, el sacaleches, porque veo en mi práctica diaria, que su uso bien aplicado puede favorecernos bastante nuestra lactancia o nuestra incorporación laboral, pero por desgracia, a veces puede dar al traste con muchas lactancias y ahora os lo explico.

No es inusual que cuando las madres vienen a mi consulta, me refieran que se están quedando sin leche porque cuando se sacan leche con el sacaleches para comprobar cuánta leche mama su hijo, apenas le salen 20 ó 30 ml. y ven automáticamente en ello que éste se podría estar quedando con hambre, teoría que les lleva a introducir la famosa ayudita -la mayor parte de las veces, completamente injustificada- bajo presión de su pareja, su madre o la suegra, entre otros muchos opinólogos.

Suelo explicarles que el sacaleches nunca es igual de eficaz que el bebé, fundamentalmente porque es una máquina y que confíen en que el bebé es mucho más eficiente. Además, sacarse leche con un extractor, suele requerir pericia y práctica, pues no todas las madres se sacan leche de la misma forma. Algunas mamás son auténticas "centrales lecheras" y otras para nada, no obstante, esto no significa que su hijo no se esté alimentando correctamente.

Veamos aquí algunos buenos consejos para hacer de tu sacaleches un aliado en lugar de un enemigo.

Primero: No usar nunca el sacaleches para comprobar cuánta leche producimos y así tener una idea de lo que mama nuestro bebé.

Razones: En la producción de leche actúan otros factores además de la "extracción mecánica"en sí misma, por ejemplo, los hormonales. Cuando una madre acerca su hijo al pecho se produce un cóctel hormonal de amor que hace que se libere oxitocina (la hormona del amor), lo que conlleva la contracción potente de los conductillos galactóforos y el famoso reflejo de eyección (afluencia rápida de leche a la boca del bebé), lo cual hace que el bebé reciba más leche y más rápidamente. Mientras más oxitocina se segregue, más leche nos saldrá.

Por mucho que nos empeñemos, una máquina nunca podrá desencadenar estos reflejos hormonales tan potentes en la madre, dada la frialdad del proceso en sí mismo. Por ello la madre nota que cuando se extrae con el sacaleches, apenas le sale, lógico. Sin embargo, ayudaría a aumentar la extracción que la madre se sacase la leche de un pecho a la vez que el bebé mama del otro, así aprovecharíamos el reflejo de eyección (que es bilateral) y las condiciones hormonales para extraernos más cantidad. Y algo que también ayuda es sacarse la leche con una foto del bebé delante o una prenda impregnada en su olor si estamos lejos de éste o sacándonos la leche en el trabajo.

Segundo: ¿Has comprobado si el embudo del sacaleches es el correcto para el tamaño de tus pezones?

Razones: Los extractores de leche traen por defecto un tamaño de embudo estándar que se puede ajustar a una buena parte de las mujeres, sin embargo hay mucha variabilidad y tamaño de pezones que puede hacer que el ajuste no sea el adecuado y ello merma la capacidad de extracción del sacaleches.

Os pongo una foto de cómo debe quedar el pezón en relación con el tamaño del embudo (extraída de la página oficial de Medela y cuyo artículo completo podéis ampliar pinchando aquí )

Posición correcta del pezón dentro del embudo:

shield_ariola_nipple

Posiciones incorrectas:

sacaleches-medela-tamaño-embudo2013-06-11-a-las-00.04.56

Medela dispone de hasta cinco tamaños de embudo diferentes, y el que trae por defecto su sacaleches es la talla "M" pero hay una por debajo de esta y tres por encima. Comprueba tu talla.

Tercero: ¿ Y entonces cómo sé que el bebé está mamando lo suficiente?

Muy sencillo, atendiendo a criterios clínicos fácilmente observables por ti misma, como pueden ser el peso que el bebé hace, el número de cacas y pipises al día, la actitud del bebé, etc. De todo esto ya hablamos en otra entrada, con lo que si quieres repasar estos conceptos, bastará con pinchar aquí.

Si por supuesto, no medra como correspondería, habría que valora el porqué ( mal agarre, mala técnica, alguna otra razón...etc.)

Por tanto, no te obsesiones si ves que tu sacaleches no te ayuda en tu comprobación sobre la cantidad de leche que produces, pues seguro que produces la suficiente si tu bebé está creciendo como corresponde. Y si tienes dudas, antes de ponerte en manos de los opinólogos o la ayudita, ponte en manos de un profesional de la lactancia, que te aconseje objetivamente, pues estamos aquí para ayudarte.

Nota importante: las alusiones a la marca de sacaleches, Medela, no llevan asociado contraprestación económica ni de ningún tipo por parte de esta empresa sobre mi persona.  Quede claro que su mención se debe exclusivamente a criterios de calidad, ya que me parece una buena marca, que invierte en investigación sobre lactancia y conlleva ventajas importantes sobre otras.

Autor: Dra. Mª Isabel Martínez Muñoz

Médico Especialista en Educación Maternal y Recuperación Puerperal.

Especialista en Sofrología, Asesora de lactancia Materna y Educadora de Masaje Infantil

Directora del Centro de Educación Maternal C.E.M. Los Arcos