Preparativos para Acudir a la Maternidad

15.02.2016 00:00

A menudo me preguntan padres y madres qué necesitan llevar al Hospital Maternal, pues no siempre tenemos claro cuáles son las necesidades para estos días y dado que las Maternidades no ofrecen esta información, nos hace dudar de lo que realmente debemos añadir a la Canastilla del bebé para sus primeros días. Eso me hizo confeccionar esta lista, para que pueda servir de orientación a padres y madres.

Quede claro, no obstante, que nos referimos básicamente a las clínicas privadas, ya que en las públicas, gran parte de lo aquí expuesto, se facilitará desde el propio hospital. Ampliaremos esto al final.

También se ha confeccionado para la posibilidad de que sea un parto vaginal, en cuyo caso estaremos de alta en 24 ó 48 horas lo más tardar. Si fuese una cesárea, calculad que el ingreso mínimo será de tres o cuatro días.

Comentar que he reflejado lo estrictamente necesario, y que a partir de aquí, podemos añadir cualquier otra cosa que creamos conveniente.

Mi recomendación es llevar dos maletas distintas, una para la madre y otra para el bebé, con objeto de no mezclar y por tanto, facilitar el acceso a aquello que se busque con rapidez y comodidad.

PARA EL BEBÉ:

  • Preparar al menos, dos o tres mudas completas, incluyendo camisetas de manga larga, jerséis (meses fríos) o camisetas de algodón (meses más calurosos), polainas y patucos. Gorro para evitar que el bebé pierda calor por la cabeza. La ropa deberá ser preferentemente de algodón y de fácil colocación. Daremos prioridad a la comodidad frente a los lazos y encajes, las matronas te lo agradecerán.
  • Dos o tres pijamas adecuados a la estación en que nos encontremos.
  • Pañales de uso desechable. No se facilitan en el Hospital. Calculad al menos 8 ó 10 pañales por día.
  • Todo lo necesario para el aseo del bebé: jabón, cremitas del culete, peine de puntas romas, esponja, toallitas húmedas, etc... Aunque en la maternidad te lo asean normalmente una vez al día, pero lo necesitarás para el resto de los cambios de pañal, que los harás tú, para tu comodidad en la habitación. Mejor echar formatos pequeños de esos que os damos como muestras en las canastillas de maternidad cuando hacéis la preparación al parto. Intentar postergar el primer baño todo lo posible, mejor ya en casita.
  • Una toalla y un arrullo de felpa para los baños y aseo del bebé.
  • Una toquilla o algo para envolver al bebé llegado el momento de salir de la clínica si las condiciones atmosféricas así lo aconsejan.
  • Tened preparado en casa dos o tres mudas completas más en una bolsa, por si se presentara el caso de una cesárea.Tu pareja te agradecerá tenerlo ya preparado, listo para llevar.


Si tu bebé es una niña, plantéate la posibilidad de llevar los pendientes para que sea la misma matrona quien se los ponga. Pregunta antes si lo hacen y el coste de esta práctica (suele rondar entre 15 y 20 €). Sólo los ponen en las maternidades privadas y no en todas.

Tampoco deberíamos olvidar tener instalado el sistema de retención infantil para el automóvil, para el traslado a casa desde la Maternidad. Es necesario y obligatorio.


PARA LA MAMÁ:

  • Dos o tres camisones, preferiblemente abiertos por delante para facilitar la lactancia (además otro para paritorio, aunque si lo prefieres, éste lo puedes pedir y así evitas ensuciar uno de los tuyos). Bata si lo deseas, para recibir a las visitas.
  • Uno o dos sujetadores para la lactancia, que habremos de llevar puestos incluso por la noche para evitar el malestar de la subida de la leche.
  • Juego de toallas para la madre ( no es imprescindible, porque allí hay, pero por si eres escrupulosa).
  • Calcetines para estar en el paritorio (en invierno los pies se quedan helados durante la fase de expulsión y en verano también por la refrigeración)
  • Discos de absorción para las pérdidas de leche.
  • Sacaleches para estimular el pezón y aliviarnos ante la subida de la leche si aparecen molestias. No obstante en las maternidades suele haber sacaleches, aunque tendrás que desplazarte a otra sala y esperar que no esté ocupado, por eso es mejor llevar el tuyo propio. Mejor eléctrico, son más eficaces y rápidos.
  • Cremas para evitar grietas en el pezón. Preferiblemente lanolina que no hay que retirarla para dar el pecho.
  • Neceser completo para el aseo de la nueva mamá.
  • Protector labial (para evitar que se sequen y agrieten los labios durante la dilatación y el empleo de las respiraciones superficiales). También sirve la lanolina para esto.
  • Abanico. Créeme, lo necesitarás.
  • Zapatillas de casa y chanclas para la ducha.
  • Ropa interior cómoda y amplia. Si lo deseamos pueden ser desechables.
  • Tener preparadas en casa compresas tocológicas (en la maternidad te las dan)
  • Para el acompañante: Chándal o ropa cómoda, neceser, chanclas y zapatillas. También sería interesante llevar un libro o algo que nos mantenga ocupados y serenos mientras no tengamos que atender a la mamá.

PARA LA DILATACIÓN

  • Pelota suiza para la dilatación. En muchos hospitales ya las hay, pero no siempre las tienes disponibles para cuando se necesitan. Créeme, mejor llévate la tuya.
  • Esterilla de yoga para el suelo, por si prefieres hacer ejercicios en ella mientras dilatas.
  • Música, auriculares, libros o similar. Cualquier cosa que te mantenga entretenida y relajada.
  • Copia de tu Plan de Parto, si lo entregaste con anterioridad en el Hospital. Ellos tendrán su copia informatizada, pero por si acaso se extravía. En caso de que no lo acepten en el hospital al que vas, recuerda que le puedes decir a la matrona que te va a asistir la forma en la que deseas que se desarrolle tu parto.


Recordamos que si la clínica elegida pertenece a la Sanidad Pública no son necesarias algunas de estas recomendaciones, ya que la ropa del bebé y de la madre la facilitan durante el tiempo de ingreso en la clínica,  por tanto sólo tendremos que llevar la ropa de salida de ambos e incluso en algunas, facilitan pañales y las cosas de aseo del bebé.

No olvidar la cartilla médica y/o tarjeta de la compañía, cheques, análisis, informes y la documentación necesaria referida a incidencias durante el embarazo, alergias, pruebas de anestesia, etc.

Por último, no olvidar dejar las indicaciones a la familia y amigos sobre el régimen de visitas que deseas tener antes, durante y después del parto, jeje....mientras más tarde, mejor, hazme caso.

Bueno.....¿Parece una minimudanza, no crees?  pero no te agobies, si te has olvidado de algo, se tarda muy poco en mandar a casa a algún familiar.

Pues sólo nos queda desearos un feliz alumbramiento y que estéis tranquilos y relajados ante el gran momento.

Autor: Dra. Isabel Martínez Muñoz
Directora del Centro de Educación Maternal “Los Arcos”. Córdoba