Pelota Suiza en el Embarazo y Parto

20.03.2017 20:10

Sabido es por la mayoría de las embarazadas (pues ya nos encargamos los sanitarios de recomendárselo) que durante el embarazo es necesario hacer ejercicio con regularidad, dado que durante el período de gestación se van a producir una serie de cambios importantes en el cuerpo de la mujer gestante que hará, casi con toda seguridad, que aparezcan molestias y dolores varios relacionados con estos cambios (dolor de espalda y caderas, ciática, lumbalgias, calambres musculares, piernas cansadas, etc.)

En este sentido, surge un elemento muy recomendado que nos va a facilitar el trabajo y nos ayudará a minimizar los efectos del embarazo y sus molestias derivadas. Nos estamos refiriendo a la pelota suiza o Swiss ball.

hamilelikte_pilatesin_faydalari

CARACTERÍSTICAS DE LA PELOTA SUIZA

El material del que está hecho suele ser vinilo, pues permite una gran resistencia a la presión. Sus diámetros dependerán del peso y la estatura de la persona que la vaya a usar, pero oscila entre 55, 65, 75 y 85 cm. Una persona de complexión media en altura y peso, puede manejarse bien con una de 65 o 75 cm., aunque convendría que nos asesorásemos antes de comprarla para no llevarnos una talla equivocada. Para saber si es la que nos corresponde, una vez sentados en ella, la cadera ha de estar alineada con nuestras rodillas y no estar ni más alta, ni más baja que estas.

BENEFICIOS DE TRABAJAR CON LA PELOTA SUIZA

  1. La pelota suiza es un elemento inestable, pero con el que resulta muy fácil trabajar cuando "se le coge el truquillo", además nos permite trabajar cómodamente pues al estar sentadas, la mujer gestante se cansa menos y elimina la sobrecarga sobre los miembros inferiores, por lo que también hace más agradable y llevadero el ejercicio recomendado.
  2. Al ser una plataforma inestable, nos hace trabajar la musculatura que mantiene nuestra correcta posición de la espalda, totalmente erguida, lo que contribuye a mejorar nuestra posición de la columna, evitar molestias y contracturas derivadas de la mala posición de esta y evitar así molestias típicas de la espalda como la ciática o lumbalgia, tan características de la embarazada.
  3. Al sentarnos sobre la pelota, ejercemos una fuerza contraria a la gravedad sobre la musculatura genital, lo que repercute en nuestro suelo pélvico de forma muy positiva, ya que lo ayuda a descargar la presión de tu peso sobre él y con ello nos facilita el trabajo del mismo. Así la embarazada nota mejoría en todos los síntomas derivados del aumento de presión pélvica (molestias en genitales, pinchazos y calambres vaginales y pélvicos, etc.)
  4. La pelota nos permite el trabajo de la pelvis en horizontal, vertical y en rotación (llamadas basculaciones) de forma muy cómoda y dinámica sin sobrecarga de articulaciones inferiores, los cual nos permite trabajar la apertura de la pelvis de cara a la correcta colocación del bebé durante la gestación y de cara a su salida por el canal del parto llegado el momento del mismo.
  5. Durante el parto, al no estar encamada sino en movimiento, la dilatación se facilitará de forma importante, no solo porque la mujer tendrá menos dolor, sino también porque el continuo movimiento de la cadera nos facilitará el descenso de la cabeza fetal por el canal del parto mucho más fácilmente.
  6. La pelota mejora la sintomatología derivada de las contracciones en el momento del parto, minimiza el dolor de las mismas y facilita la dilatación del canal del parto.
  7. Nos facilita el estar relajada y tranquila durante la dilatación, lo que nos ayuda a estar más participativas y conscientes del proceso.
  8. Al no tener la espalda apoyada en ninguna superficie, es un lugar ideal para recibir por parte de nuestra pareja, los masajes en la zona lumbar, que harán que el bienestar durante la dilatación mejore ostensiblemente.
  9. Nos permite hacer unos magníficos estiramientos de espalda con ella, que nos eliminará el estrés y la tensión acumulada del día. Yo animo mucho a mis embarazadas a que la usen en su día a día como ayuda para corregir las malas posturas y las tensiones (usarla como silla de despacho o silla habitual) y os garantizo la mejoría inmediata de todas las molestias.
  10. Después de dar a luz, ¡¡no la guardes!! pues también te va a ayudar a recuperarte físicamente y adormir a tu bebé entre entrañables movimientos relajantes.

¿CUÁNDO SE PUEDE EMPEZAR A EJERCITAR CON LA PELOTA SUIZA?

Mi recomendación es que empieces mientras antes, mejor. Se puede comenzar desde el principio del embarazo, aunque debes asesorarte muy bien sobre los ejercicios que puedes realizar y la forma de hacerlo. Ponte en manos de profesionales para que te informen y no corras riesgos.

¿HAY PELOTAS SUIZAS EN LAS MATERNIDADES?

Cada vez más maternidades españolas van incorporado en sus paritorios este elemento como un gran aliado para facilitar a la embarazada su su dilatación y parto. En caso de que tu maternidad no la posea, puedes llevártela desde tu propia casa. Infórmate.

Pues ya sabes todo lo que tienes que saber sobre este gran aliado en tu embarazo y parto. Ahora sólo tienes que animarte a probarla, y cuando lo hagas....ya no la cambiarás por nada del mundo.

Autor: Dra. Mª Isabel Martínez Muñoz

Médico Especializada en Educación Maternal y Recuperación Puerperal.

Especialista en Sofrología, Asesora de lactancia Materna y Educadora de Masaje Infantil

Directora del Centro de Educación Maternal C.E.M. Los Arcos

www.cemlosarcos.es