Nauseas y vómitos durante el embarazo

04.07.2016 10:48

TRUCOS MÁS EFICACES PARA REMEDIAR LAS NAUSEAS Y VÓMITOS DURANTE EL EMBARAZO

A pesar de lo frecuentes que son las nauseas (cerca del 50% de las embarazadas), la causa última que las provoca sigue siendo una incógnita.

Se sospecha que son debidas al incremento de las hormonas placentarias en el primer trimestre de la gestación, (como la gonadotrofina coriónica o la progesterona) así como también es probable que puedan estar implicados factores psicológicos, (miedo a perder el bebé, al parto...).

Frecuentemente persisten durante el primer trimestre de la gestación y a medida que éste va avanzando suelen ir remitiendo. Casi siempre aparecen por la mañana, aunque hay embarazadas que también vomitan a cualquier otra hora del día, incluso algunas gestantes conviven con este incómodo trastorno hasta el final del embarazo.

487971_531299340243486_1777025461_n
Las medidas más efectivas contra las nauseas y los vómitos podrían resumirse a continuación:

• Intenta no realizar comidas muy copiosas, mejor come cinco o seis veces al día pero poca cantidad, aunque no tengas apetito. Parece que esta sensación podría estar relacionada, muy probablemente, también con la sensación de vacío en el estómago.

• Evita comidas muy grasas y que estén muy condimentadas. Da preferencia a los alimentos ricos en hidratos de carbono de absorción lenta (para no elevar los niveles de glucosa en sangre).

• No te laves los dientes justo después de comer, pero mantén tu boca bien higienizada y fresca todo el día. Llevar un colutorio en el bolso podría resultar práctico.

• No te acuestes inmediatamente después de comer, deja que pase un tiempo, y cuando lo hagas, eleva la cabecera de la cama o recuéstate sobre un almohadón que te eleve un poco. Mientras más horizontal estés, más probabilidad tendrás de incrementar las sensaciones relacionadas con el reflujo y el malestar que provoca (ardores, nauseas, pirosis).

• Si el vómito aparece normalmente de forma matutina al levantarte, llévate a la cama la noche anterior galletitas saladas o bizcotes de pan tostado y cómetelos sentada en la cama. Espera unos 15 minutos antes de levantarte y no lo hagas bruscamente. Evitarás así esa sensación de vacío en el estómago.

• Evita cualquier alimento que no te apetezca y los olores fuertes.

• Bebe abundante líquido, agua, zumos de fruta, infusiones o té de jengibre.

• Pasea a diario. Sal mucho a la calle, que te dé el aire fresco.

• Si a pesar de estas medidas continúas con las molestias, consulta con su ginecólogo, quizás él le pueda recetar algún fármaco para aliviarlas.

Autor: Dra. Mª Isabel Martínez Muñoz

Médico Especialista en Educación Maternal y Recuperación Puerperal.

Especialista en Sofrología, Asesora de lactancia Materna y Educadora de Masaje Infantil

Directora del Centro de Educación Maternal C.E.M. Los Arcos