Muerte Súbita del Lactante

14.03.2016 00:00

El Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante, SMSL (también conocido como SIDS, Sudden Infant Death Syndrom por sus siglas en inglés) es un tema que nos preocupa mucho a los padres/madres, por lo que me gustaría dedicar una entrada del blog a este tema tan inquietante y sobre el que existe mucha controversia, sobretodo en lo relativo a factores preventivos.

El SMSL es una enfermedad que aún tiene un origen desconocido por lo que crea mucha incertidumbre y temor en padres, madres y personal sanitario, dado que se produce en lactantes aparentemente sanos y sin factores desencadenantes. Como su nombre indica, la muerte del bebé acontece súbitamente sin causa aparente que la explique o justifique. Es probable que en su causa puedan influir diferentes etiologías multifactoriales.

Normalmente, su diagnóstico se lleva a cabo por eliminación de otras posibles causas que pudieran ocasionar esta muerte súbita (alteraciones cardíacas o metabólicas, malos tratos, etc.), por el estudio del lugar del fallecimiento, por la historia clínica, así como la información que arroje al respecto la autopsia.

A pesar de ello, sí hay algunas recomendaciones que han resultado eficaces para prevenirla hasta cierto punto y disminuir su incidencia, así como se conocen determinados factores de riesgo implicados que pueden ser controlables y por lo tanto, pueden contribuir a su disminución en la prevalencia del SMSL.

Incidencia del SMSL

En EEUU mueren cada año más de 2500 niños(as) por ello y actualmente, es considerado como la primera causa de muerte posneonatal entre el primer mes y el año de vida, suponiendo el 40-50% del total de dicha mortandad. Aunque su prevalencia abarca todo el primer año de edad del bebé, su máxima incidencia la encontramos entre el segundo y sexto mes, en estos cuatro meses sobretodo. El 90% de las muertes por SMSL acontecen antes de los 6 meses. Es excepcional encontrar SMSL antes de las tres primeras semanas de vida. En España son escasos los estudios de epidemiología existentes para arrojar estadísticas significativamente concluyentes, aunque no parecen diferir mucho de los datos arrojados por estos estudios en lo relativo a incidencias.

Epidemiología del SMSL

  • La mayor parte de los SMSL acontecen entre las 12 de la medianoche y las 9 de la mañana.
  • El SMSL es más incidente en los meses fríos y húmedos, que en los cálidos y secos.
  • Raza/étnia: Según los estudios de los que disponemos -que son referidos a la población norteamericana- los afroamericanos, los indios y los norteamericanos afincados en Alaska, tienen más riesgo que los niños de raza blanca. En relación con la población europea no existen estudios concluyentes aunque parece haber una incidencia media de esta enfermedad.

Factores de riesgo del SMSL

Los factores de riesgo que se detallan a continuación han demostrado científicamente su relación con el SMSL, pero a excepción de la corrección de la posición del bebé a la hora de dormir, en los demás no se ha podido demostrar su eficiencia preventiva al cambiar hábitos.

Relacionados con la madre

  1. Cuidados prenatales y control de la gestación. Los lactantes cuyas madres han tenido un correcto seguimiento del embarazo, tienen menos probabilidad de sufrir SMSL.
  2. Lactancia Materna. Su papel preventivo frente al SMSL ha sido ampliamente demostrado en estudios y metanálisis.
  3. Exposición prenatal y posnatal al consumo de alcohol y drogas. La asociación con estos factores tanto en la etapa preconcepcional, gestacional y posgestacional eleva de forma importante el riesgo de SMSL. El consumo de alcohol unido al colecho, aumentan de forma muy significativa la tasa de SMSL.
  4. Tabaquismo materno. Existen multitud de estudios que demuestran una fuerte relación entre el hábito tabáquico durante el embarazo y el SMSL. También se ha demostrado que la exposición pasiva del recién nacido al humo del tabaco está relacionado con una incidencia mayor de muerte súbita. Este factor (al igual que el consumo de alcohol) asociado al colecho aumenta considerablemente la indidencia de SMSL.
  5. Factores socioeconómicos y demográficos. Se ha relacionado el SMSL con el bajo nivel socioeconómico y nivel de educación.
  6. Mayor incidencia de SMSL en madres adolescentes o menores de 20 años y en mujeres con paridad superior a tres.

Relacionados con el niño.

  1. Antecedente de hermano muerto por SMSL. Se ha estimado que el riesgo de padecer SMSL en un bebé cuyo hermano falleció de muerte súbita es 5 veces superior que en el resto de la población.
  2. Edad Gestacional y peso al nacimiento. Los prematuros que nacen antes de la semana 37 del embarazo, tienen mayor riesgo, y este factor está relacionado con el peso del bebé. Mayor incidencia si el bebé pesó menos de 2500 gr. al nacimiento.
  3. Sexo. Los varones tienen un 50 % más de probabilidades de  riesgo que las mujeres.

Factores Protectores del SMSL

  1. Mantener un correcto seguimiento de la embarazada a lo largo de toda la gestación.
  2. Recomendar la lactancia materna al menos hasta los seis meses, pues es aquí cuando el SMSL tiene su mayor incidencia.
  3. Recomendar evitar el consumo de alcohol y drogas durante la etapa preconcepcional, gestacional y posgestacional. Medida que se hace extensiva a ambos progenitores. Desaconsejar el colecho si alguno de los progenitores es bebedor.
  4. Recomendar a la madre que no fume durante el embarazo, ni tras el nacimiento de su hijo. Esta medida se hace extensiva al otro progenitor y se desaconseja ampliamente que el bebé pueda estar sometido pasivamente al humo del tabaco. Desaconsejar el colecho si alguno de los progenitores es fumador.
  5. Cohabitación. Existe una clara evidencia que compartir habitación sin compartir cama, tiene un claro efecto de disminución del SMSL.
  6. Colecho. Aquí hay cierta controversia, pues distintos autores tachan al colecho como factor de riesgo para el SMSL y otros autores no lo relacionan. No existen estudios concluyentes para poder afirmar o desmentir que el colecho en sí (aisladamente de otros factores) sea un factor de riesgo para el SMSL. Según la  IHAN-España y la AEP, la decisión de colechar o no, corresponde a los padres, aunque lanzan unas recomendaciones a modo de orientación para estos.
    1. No practicar colecho si cualquiera de los padres son fumadores, han consumido alcohol, medicamentos ansiolíticos, antidepresivos o hipnóticos y en situaciones de cansancio extremo.
    2. No practicar colecho si uno o los dos progenitores padecen obesidad o episodios de apnea del sueño.
    3. Tampoco se debe hacer colecho en sofás o sillones o cualquier otro sitio que no sea la cama.
  7. Posición del lactante en la cuna. Es el único factor preventivo que ha demostrado su eficacia a la hora de disminuir la incidencia de SMSL. La recomendación es colocar al bebé en decúbito supino (Boca arriba) en una superficie no depresible (colchón firme). El decúbito lateral también ha demostrado una mayor incidencia de SMSL, al igual que el decúbito prono (Boca abajo) por lo que ninguna de estas posturas estará recomendada. De esta forma y como observamos en la figura adjunta, la tráquea debe quedar por encima del esófago, así ante un reflujo se evitará que haya una aspiración de vómito a vías respiratorias, lo cual es más probable si la posición de la tráquea queda en un plano inferior.

      SMSL anatomía

8. Mantener una temperatura de confort en la habitación del bebé, no sobrepasando los 20- 22º C y no taparlo para evitar sobrecalentamiento o asfixia directa. Mejor arroparlo con sacos de dormir o sobrepijamas y eliminar toda la ropa de cama y los protectores acolchados y almohadas. Si decidimos taparlo, la ropa de cama no sobrepasará la axila del bebé y éste se acostará a los pies de la cuna, tal y como indica la figura adjunta.

pies a pies

9. Uso del chupete. Parece ser una medida preventiva eficaz aunque no concluyente y el mecanismo, no está claro. El uso de chupete parece que sería un factor beneficioso pues mantendría permeables las vías respiratorias mientras el bebé succiona de él. En relación a él se recomienda ofrecerlo al acostar al bebé (sin forzarlo, si no lo quiere) y si más adelante éste lo escupe, no reintroducirlo. En los bebés alimentados con lactancia materna, retrasar su introducción hasta después del primer mes para evitar un conflicto tetina-pezón en el bebé con el consiguiente riesgo de abandono de la lactancia.

En definitiva, espero haberos aclarado un poco las cosas al respecto de este síndrome, pero sobretodo, lo que deseo es transmitiros un mensaje de calma y tranquilidad, pues la incidencia de muerte súbita, a pesar de lo que suena, no es tan frecuente.

Bibliografía

  • Sánchez Ruiz-Cabello J. Revisor. Perlinfad • las perlas de PrevInfad [blog en Internet]. Lactancia materna y reducción del riesgo de SMSL [14– Abril – 2009] [Acceso agosto 2013]. Disponible en: http://perlinfad.wordpress.com/
  • http://archivos.evidenciasenpediatria.es/DetalleArticulo/_LLP3k9qgzIh7aNQBiadwmW3WUSjJo2nMDfIwjWbjPd1iYR8eEfuR8o9N1lBA1aMSP3pHCjCNYFeA0pqWxymCJg
  • http://kidshealth.org/es/parents/sids-esp.html
  • Landa Rivera L, Paricio Talayero JM, Lasarte Velillas JJ, Hernández Aguilar MT. Comunicado de IHAN-España sobre la práctica del colecho y el amamantamiento. [Acceso en enero 2016] Disponible en: https://www.ihan.es/docs/Ihan_colecho_completo.pdf
  • https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/suddeninfantdeathsyndrome.html
  • Grupo de Trabajo para el Estudio y Prevención de la Muerte Súbita Infantil de la Asociación Española de Pediatría. Libro Blanco de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL). Ed. Ergon. 2003. 2ªedicion. [Acceso en enero 2016] Disponible en: http://www.aeped.es/documentos/libro-blanco-muerte-subita-lactante-smsl
  • Sánchez Ruiz-Cabello, J. Prevención del síndrome de la muerte súbita del lactante. En Recomendaciones PrevInfad / PAPPS [en línea]. Actualizado enero de 2016. [consultado DDMM-AAAA]. Disponible en http://www.aepap.org/previnfad/muertesubita.htm
  • https://www.nichd.nih.gov/espanol/salud/temas/sids/informacion/Pages/causa.aspx