Las 5 claves para vivir tu embarazo saludablemente.

08.02.2016 00:00

El embarazo es un momento único en la vida de una mujer y está repleto de cambios físicos y emocionales.  Por eso queremos ayudarte a vivirlo saludablemente. Sigue estas cinco claves muy sencillas para ayudarte a cuidar de ti y de tu bebé durante el mismo.

1.  Alimentación saludable. Vigila de cerca lo que comes y ten en cuenta que no hay que comer por dos, sino saludablemente. Inspírate en la dieta mediterránea para planear tu menú diario.

Come 5 ó 6 veces al día, poca cantidad, pero más a menudo.

Evita cenar copiosamente y deja pasar un par de horas antes de acostarte. Mejorarás tu digestión y dormirás mejor.

Consume frutas y verduras a diario

Pescado dos o tres veces a la semana.El pescado, tanto blanco como azúl, éste último es muy saludable para ti y para la formación del sistema nervioso de tu bebé por su contenido en ácidos Omega 3. Evita los pescados azules de gran tamaño, por la concentración de metales pesados. Mejor carne que pescado, pero puedes tomar un par de raciones semanales de carne blanca o roja, como prefieras.

Un par de veces a la semana, legumbres. No abuses de los embutidos, fritos, quesos (los quesos que tomes, que estén hechos con leche pasteurizada) o los huevos. Restringe un poco los carbohidratos y los azúcares de absorción directa (pan, pasta, bollería).

Bebe dos litros de agua diariamente. Eliminarás toxinas, mejorarás el aspecto de la piel y evitarás la aparición de estrías.

Toma ácido fólico y un complejo vitamínico, tu cuerpo y tu hijo necesitan un suplemento extra. Consulta con tu médico cuáles puedes tomar y desde cuándo.

2. Duerme suficientemente. Intenta hacerlo al menos 8 ó 9 horas por la noche y échate una siestecilla de una hora tras el almuerzo. Acuéstate preferiblemente del lado izquierdo y con una almohada entre las piernas. Esto favorece la circulación sanguínea, la oxigenación del bebé y mejora la curvatura lumbar. Si eres de las que prefiere dormir boca arriba por el tema de los ardores, reflujo o la congestión nasal, colócate un almohadón o cojín bajo las rodillas y duerme semi-incorporada de cintura hacia arriba.

3. Haz algo de deporte saludable. Anda o nada al menos una hora diariamente. Haz también algo de deporte específico como Pilates o Yoga, son dos disciplinas que te gustarán y te vendrán muy bien para eliminar las típicas molestias derivadas del propio embarazo y los cambios que acontecen en él. Además evitarás coger demasiado peso y te prepararás para tu parto. Te hará sentir bien y liberarás endorfinas y oxitocina, las hormonals del bienestar.

4. No sufras por lo que aún no ha pasado. No te lleves el día pensando en "¿Y si no me pueden poner la epidural?", ¿Y si me hacen una cesárea?" " Y si..." Y si..." deja que tu embarazo fluya tranquilamente y disfruta de él. Haz algo de meditación o relajación y no escuches a nadie, tan solo a los profesionales que llevan tu embarazo. El ser humano padece más por lo que imagina que por lo que realmente ocurre. No dejes que la sombra de tus miedos no te permita disfrutar de esta maravillosa experiencia.

5. Haz los Cursos de Educación Maternal. En ellos vas a encontrar toda la información de calidad que precisáis tanto tú como tu pareja, de la mano de profesionales que te cuidan. Te ayudará a discriminar la información que te ayuda, de la que te perjudica. Esto te hará también contactar con otras parejas y confirmar que lo que te pasa a ti, también le pasa a la mayoría y hará que te relajes y cambies la forma de pensar. Te prepararán para tu parto, el nacimiento de tu bebé, tus cuidados tras el mismo o la lactancia. créeme, te hará ver la experiencia de otra forma y la vivirás mucho más serenamente y con más seguridad. Haz partícipe a tu pareja de los cursos, pues él será tu mejor apoyo durante el proceso y ha de estar informado como tú.

Y cualquier cosa que dudes, recuerda que los profesionales estamos para ayudarte.

Feliz Embarazo.