Lactancia Materna en Niños Mayores

25.07.2016 10:51

Aunque las recomendaciones de las principales Organizaciones y Asociaciones científicas Españolas e Internacionales [Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF, Asociación Española de Pediatría (AEP) , American Academy of Pediatrics (AAP), Australian Breastfeeding Association (ABA), Canadian Pediatric Association (CPS), American Association of Family Physicians (AAFP), American Dietetic Association (ADA), National Association of Pediatric Nurse (NAPNAP), American Public Health Association (APHA)]  abogan por difundir los beneficios de dar el pecho a niños mayores como parte de una estrategia para mejorar la Salud Materno Infantil en todo el mundo, la realidad es que esta cuestión no está realmente normalizada en nuestra sociedad occidental y ha sido y sigue siendo motivo de rechazo social importante.

Hoy una madre que decide seguir dando el pecho por encima de un año, se encuentra con muchas dificultades que en muchas ocasiones y si la madre no está suficientemente apoyada, puede desembocar en un cese precoz de la lactancia materna, cuando ni ella ni su bebé lo deseaban.

lactancia-materna-prolongada2

Hablando de cifras

LA OMS y todas estas Asociaciones, recomiendan basándose en la evidencia científica actual, mantener una Lactancia Materna (LM) exclusiva hasta los 6 meses (exclusiva conlleva eso, teta y solo teta) y a partir de aquí, introducir la Alimentación Complementaria (AC), pero ojo, COMPLEMENTARIA,  es de decir, que el alimento principal sigue siendo la leche materna. Las recomendaciones de LM se hacen extensivas hasta los dos años de edad, pero añaden que de ahí en adelante, hasta que la madre y el hijo decidan.

El promedio de duración de la lactancia en todo el mundo es de 4 años, aunque esta situación no parece coincidir con la duración media en Occidente, que sigue resultando un proceso poco frecuente el hecho de amamantar por encima del año.

Hablando de dificultades

Entonces, si las recomendaciones son tan claras y refrendadas por la evidencia científica, ¿dónde están las dificultades para seguirlas?

Pilar Martínez (Maternidad Continuum y Edulacta) en el congreso de lactancia, Lacta 21 que tuvo lugar el mes pasado en Pamplona, compartió con nosotros, los asistentes, algunas de las razones por las que la lactancia materna en niños más mayores estaba mal vista aún y por qué esta sigue envuelta en un halo de falsos mitos y creencias infundadas y actualmente sobradamente refutadas por la ciencia.

Nos explicaba que la LM en niños mayores no estaba aún normalizada y se seguía viendo como algo extraño e incluso pecaminoso, obviando que la función principal del pecho es el amamantamiento.

¿Qué dificultades encuentra una madre que amamanta ininterrumpidamente a su hijo mayor?

Y ¿por qué digo "ininterrumpidamente" en lugar de "prolongadamente"? Precisamente porque el término Lactancia Materna Prolongada hace referencia a una situación de "no normalización" de la misma, ya que este término puede conllevar implícitamente el hecho de que "prolongar algo" es hacerlo continuar más allá de su recomendación natural y esto no es así.

Una madre que amamanta a su hijo mayor, automáticamente recibe una serie de rechazos y juicios constantes, que en muchos casos la hace no continuar, por hastío, cansancio o por vergüenza.

Estos rechazos pueden provenir de:

  1. Rechazo de la Sociedad: esa misma sociedad que la empuja a dar el pecho cuando el bebé nace, con presiones como "¿Vas a darle el pecho?", pero no nos equivoquemos, sólo mientras que el niño es bebé, pues cuando éste crece, ya nos parece una aberración supina. Aunque, eso sí,  nos encanta ver pechos hipersexualizados y exhuberantes en anuncios y publicidad, y sin embargo, nos escandalizamos cuando vemos una madre dar el pecho en el parque o en un centro comercial, e incluso, la increpamos. La teta está para el goce y disfrute de los adultos -nótese claramente la ironía-, ahí no tenemos reparos ni hartura, pero cuando hablamos de la función fundamental del pecho materno....nos llevamos las manos a la cabeza, lo de la doble moral esa... Todo esto ocurre, porque en realidad y en el fondo fondo, aún no tenemos normalizada la lactancia.
  2. Rechazo de su propia familia: quien no para de bombardear a la madre con pildoritas como "¿este niño no es muy mayor ya para tomar teta?" "esto lo único que trae es dependencia y ya verás el día de mañana los complejos que tendrá el niño" "hija, tu teta ya no alimenta, esto es dependencia pura y dura y no le hace ningún bien" "que sepas que se le van a picar los dientes, este niño ya no debería mamar", " no ves que tu hijo necesita ya comer de todo, que se está quedando en las guías y tú ya no le aportas nada" "se te van a quedar los pechos caídos como dos pimientos, que lo sepas" etc., etc., etc.... (¡¡me aburro!!) Yo he tenido muchas pacientes (muchas, muchas) que me han confesado dar el pecho a sus hijos a escondidas de su familia por estar ya hartas de dar explicaciones, hartas de defenderse, hartas de justificarse y hasta el gorro de sentirse juzgadas día sí y día también, como lo oís.
  3. Rechazo de los propios profesionales: por desgracia, tampoco los profesionales ayudamos mucho. Empezamos por decir que ya me parece una absoluta aberración (esto sí me lo parece y no dar la teta) que hoy en día, con la evidencia científica de la que disponemos, haya aún profesionales (no solo médicos, médicos de todas las especialidades, también matronas, enfermeras, etc..) que no se preocupen de reciclarse y estar al día en competencias básicas en LM. Quiero pensar que no lo hacen por desidia, pero es que desgraciadamente, en nuestra profesión hay que estar al día en todo y tienes que dedicar muchas horas extra de estudio y búsqueda de evidencias por fuera de tu trabajo, porque eso es lo que diferencia a un buen profesional de otro. Si empezamos por no apoyar a una madre a dar el pecho en los primeros meses (que esto ya clama al cielo) ¿cómo vamos a ayudar a esa madre que te viene con un niño de tres años enganchado a la teta pidiendo consejo profesional, si pinchamos en lo más básico? Lo dejo aquí para la reflexión.

Hablando de falsos mitos en lactancia ininterrumpida en niños mayores

 MITO 1. La leche, pasado un tiempo ya no alimenta a los hijos. FALSO.

EVIDENCIA: Está comprobado que la leche materna se adapta a las necesidades del niño, según su crecimiento. Ésta, no solo no pierde sus propiedades, sino que las incrementa. La composición de la leche por encima del año aumenta la cantidad de grasa para satisfacer la demanda del lactante mayor y se sabe que ésta, es capaz de cubrir hasta un tercio de las necesidades energéticas y proteicas diarias, siempre y cuando mame al menos 4 tomas al día, además de ser una fuente importante de vitaminas y minerales para el niño.

MITO 2. La LM en niños mayores aumenta el índice de caries: FALSO

EVIDENCIA: No existen estudios correctamente diseñados y ejecutados, y por tanto con suficiente rigor científico, que demuestren que la LM aumente  las probabilidades de padecer caries en edades mayores. Ciertamente hay muchos estudios a favor de este mito pero al estar mal diseñados no se les pueden otorgar la credibilidad científica necesaria para aceptar sus conclusiones. Probablemente la posible incidencia de caries en niños lactados ininterrumpidamente, puedan deberse a cuestiones relacionadas con falta de higiene en los mismos. Es necesario llevar a cabo más estudios o meta análisis que arrojen luz a este tema, de momento, no se demuestra.

MITO 3. La LM hace niños más dependientes y con problemas emocionales o sociales: FALSO

EVIDENCIA: Está demostrado que los niños que lactan ininterrumpidamente tienen menos problemas de ansiedad en la adolescencia y en la edad adulta. También hay evidencias que demuestran que estos niños tienen mejores relaciones con sus padres durante la adolescencia, e incluso menos probabilidades de sufrir maltrato infantil, así como de mayores estarán predispuestos a aumentar el apego con sus propios hijos. Gracias a la maduracion de áreas relacionadas con la inteligencia, hay evidencias que demuestran que estos niños obtienen mejores rendimientos en los estudios, mejor desarrollo intelectual y mejores puntuaciones en los test de inteligencia.

Y finalmente, para no eternizar esta entrada, os dejo esta imagen a modo de resumen de algunos de los beneficios de la lactancia materna en niños mayores. A lo largo de la exposición os he ido introduciendo los enlaces (en azul) a varios estudios y noticias relacionadas con los distintos temas, y  donde podéis seguir investigando por vuestra cuenta y despertando vuestro pensamiento crítico.

Os recomiendo también esta entrada de Maternidad Continuum donde explica los beneficios de la Lactancia Ininterrumpida muy bien, no sólo para los hijos, sino también para sus madres.

beneficios-lactancia

Fuente: www.dmedicina.com

 

Autor: Dra. Mª Isabel Martínez Muñoz

Médico Especialista en Educación Maternal y Recuperación Puerperal.

Especialista en Sofrología, Asesora de lactancia Materna y Educadora de Masaje Infantil

Directora del Centro de Educación Maternal C.E.M. Los Arcos