Expulsión del Tapón Mucoso en el Embarazo

12.06.2017 20:15

¿Qué tendrá el tapón mucoso que suele poner tan nerviosas a las embarazadas?

Vamos a intentar aclarar en esta entrada todo lo relativo al tapón mucoso para que entendamos perfectamente qué es y cuál es su función verdadera.

¿Qué es el tapón mucoso?

El tapón mucoso es una sustancia mucosa, filante y coloidal segregada por las células que hay en el interior del cuello del útero y cuya composición es básicamente agua en un 90 %, iones, glucoproteínas e inmunoglobulinas. Se aloja en el cuello del útero tal, como se puede ver en la foto adjunta, y ejerce una importante barrera física, química e inmunológica en él.

taponmucoso

¿Cuál es su función?

Su función es protectora. Esta masa gelatinosa preserva a la cavidad uterina del contacto con gérmenes potencialmente patógenos que podrían provenir de la vagina. La vagina, al igual que cualquier órgano abierto al exterior, está contaminada por gérmenes (tanto beneficiosos como potencialmente patógenos) y la forma de mantenerlos "a raya" es crear esa sustancia que tapiza el cuello de la matriz e impedirá que los gérmenes progresen hacia la cavidad uterina dado que quedarán adheridos a ella a modo de "tela de araña". Por otra parte, comentar que además de este mecanismo protector, el cuerpo dispone de otro mucho más potente que es la bolsa del líquido amniótico. El bebé está protegido en su interior y libre de contaminación mientras la bolsa permanezca íntegra.

¿Qué aspecto tiene?

Básicamente es moco (como el flujo habitual) pero puede ser transparente, amarillento o también estar teñido de sangre a modo de hilillos sanguinolientos marrones o rosáceos debido a la rotura de algún capilar interno del propio cuello que lo puede modificar en su aspecto.

¿Cuando se expulsa?

Cuando el cuello del útero comienza a modificarse (borramiento y dilatación). En el momento en el que el cuello de la matriz va abriéndose, el tapón mucoso puede ser expulsado. Esto, en algunas mujeres ocurre el día que se ponen de parto, pero en otras puede expulsarse días antes (hasta 7/10 días antes e incluso más). Es lógico si pensamos que cuando una mujer se pone de parto, las contracciones van ablandando el cuello del útero, lo van acortando y finalmente dilatando y en este proceso, el tapón se "escapa".

Pero claro, ¿ y la mujer que lo expulsa días antes y no se pone de parto? Muy sencillo. Días previos al parto, la mujer puede experimentar contracciones (que pueden ni siquiera ser reconocidas por esta) pero que en realidad están realizando su función, modificar las estructuras implicadas en el canal del parto. Ello conlleva una posible dilatación del cérvix uterino y consiguiente expulsión del tapón sin que realmente estemos de parto.

¿Es por tanto la expulsión del tapón mucoso un signo de parto inminente?

Sí y no. Me explico. Si se expulsa, está claro que el cuello del útero está empezado con los cambios necesarios para el parto, pero no siempre implica que ello sea de forma inmediata (aunque sí será una fecha próxima) ¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que a la expulsión del tapón mucoso habría que añadirle la aparición de contracciones regulares (u otros signos de inicio de parto) para decir que el mecanismo se ha puesto en marcha.

Es decir, a modo de resumen:

Expulsión del tapón mucoso con contracciones regulares (medibles con un reloj) y de intensidad creciente: Probable inicio de parto, nos marchamos a la Maternidad.

Expulsión del tapón mucoso aislado, sin contracciones regulares ni otros signos como rotura de bolsa o sangrado vaginal: El parto aún no ha empezado, aunque podría estar próximo (signo prodrómico), puesto que ya vemos que ello implica cierta actividad en el cérvix uterino. ¿Qué hacer pues aquí? Relajarnos y esperar a que se presenten los signos evidentes de parto (contracciones regulares, rotura de bolsa, sangrado vaginal), pueden ser horas o también días.

¿Hay mujeres que no lo expulsan?

Realmente lo que hay es mujeres que no se dan cuenta de que lo expulsan, pues al ser consistencia mucosa y si no está teñido de sangre, se confunde fácilmente con flujo y de ahí que no lo reconozcan.

¿Hay que tener alguna precaución extra una vez expulsado el tapón?

Las mismas que antes de expulsarlo y que se recomiendan durante todo el embarazo. Usar ropa 100% algodón, no usar salvaslips, evitar la humedad, lavarnos con un gel de higiene íntima y estar atentas a cambios del flujo (color oscuro u olor intenso). Por otra parte, deberíamos de evitar los baños de inmersión para evitar infecciones (desde el último mes de embarazo)

¿Se pueden mantener relaciones sexuales después de su expulsión?

Claro que sí. Incluso ello favorecerá la secreción de oxitocina (hormona del amor) y nos podrá regularizar las contracciones de manera más eficaz. Si os apetece, no hay ningún problema y no os preocupéis, no le vais a hacer daño al bebé.

¿Todo claro ya?

En ese caso, sólo te deseamos una dulce espera y que la información acerca del tapón mucoso que ya conoces, te haga vivir el momento de forma más tranquila.

Autor: Dra. Mª Isabel Martínez Muñoz

Médico Especializada en Educación Maternal y Recuperación Puerperal.

Especialista en Sofrología, Asesora de lactancia Materna y Educadora de Masaje Infantil

Directora del Centro de Educación Maternal C.E.M. Los Arcos

www.cemlosarcos.es