Engánchate a la Teta

24.03.2014 11:56

Mirad chicas, hay algunas cosas que las mamis debemos de saber antes de empezar a dar el pecho y de su aceptación o no, tal vez dependerá nuestro éxito o fracaso en la lactancia.

Lo primero de todo es preguntarse:

¿Por qué quiero dar el pecho?

¿Estoy plenamente convencida de hacerlo?

¿Estoy motivada por mí misma?

Si después de contestarte a estas tres sencillas preguntas, la respuesta es:

"Lo voy a hacer porque es lo mejor para mi hijo y para mí"

"Soy yo quien decide darlo, por convicción propia, sin influencias externas"

"Estoy motivada al 100%"

 

Tras esto, daremos un paso más. Debes de entender que:

La teta es "un modo de vida diferente al biberón"….

La teta no es sólo "saco teta-enchufo niño" no, ni mucho menos...

La teta es comprender que eres un cálido surtidor de leche, 24 horas de guardia....

La teta es alimento para tu bebé....

La teta es bebida para tu bebé......

La teta es consuelo para tu bebé lloroso o nervioso....

La teta es apego......

La teta es un chupe enorme.......

La teta es comunicación con tu hijo.....

La teta es calor…….

La teta es dependencia al 100% de tu hijo sobre ti....

La teta es dedicación exclusiva........

La teta es algo extraordinario………

 

Entonces, si lo entiendes así,  tienes que seguir unos sencillos pasos que te ayudarán a tener el éxito que necesitas para "engancharte" a la teta:

  • Acude a los cursos de preparación al parto de tu ciudad e infórmate sobre la fisiología de la lactancia. Esto es fundamental para empezar con buen pie y solucionar los posibles contratiempos del principio y poder rebatir todo tipo de argumentos incorrectos.
  • Confía ciegamente en que serás capaz de cubrir completamente las necesidades de tu bebé, la lactancia materna  es naturaleza viva y si hasta ahora ha funcionado… ¿por qué habría de fallar precisamente contigo?  Ten confianza y seguridad.Lo normal es poder dar el pecho y que la leche suba.
  • Ponte a tu hijo al pecho lo antes posible, en la primera hora tras el parto y el mayor tiempo posible, sin limitación.
  • Pide al personal hospitalario que faciliten el poder estar con tu bebé las 24 horas al día.
  • Di a tus familiares y amigos que no te den consejos de ningún tipo, que ya tienes suficiente información.
  • Di al personal del hospital que no den ningún biberón ni chupete. En el caso que el pediatra y sólo él te lo recomendase, no se lo des con tetina. Usa una jeringa, una cucharita o un vasito.
  • Di a tu pareja que saque a todo el mundo de la habitación cuando vayas a dar el pecho, para estar tranquila, y en casa no dudes en encerrarte en tu dormitorio
  • Relájate y disfruta.......observa a tu bebé ¡¡¡¡no hay nada más relajante que eso!!!!
  • No pongas ninguna limitación a la hora de dar el pecho, ni cada cuánto tiempo mama ni cuánto tarda en hacerlo. Olvídate del reloj. Mientras más das el pecho más leche produces, recuérdalo.
  • Vacía un pecho completamente antes de empezar por el otro (cuando el bebé tenga fuerza para conseguirlo, por supuesto). La leche del final es más nutritiva.
  • Para evitar grietas y problemas comprende que la lactancia NO ES DOLOROSA, luego si esto ocurre, consulta con algún profesional para buscar  cuál es la causa de ese dolor, si tienes claro que el bebé está bien agarrado y en postura correcta.
  • Cuando llegues a casa vas a necesitar toda la ayuda del mundo, por parte de tu pareja y tal vez de tu círculo cercano. Háblalo con ellos y di a tu pareja que te acompañe a los cursos para que entienda cuál es ahora su papel en la lactancia.
  • Acostúmbrate a llevar el ritmo del bebé, si él duerme, tú también, recuérdalo. De lo contrario te agotarás pronto.
  • Las tomas nocturnas son muy beneficiosas a pesar de ser un poco más sacrificadas. Al principio los bebés suelen estar más activos por la noche que por el día. Tranquila, luego esto cambia.
  • Si tienes momentos de "bajón" compártelos con tu pareja, con la familia, con las amigas,  con chicas que estén como tú, con los grupos de apoyo a la lactancia, con quien pueda ayudarte y ni se te ocurra ahogarlos entre lágrimas en solitario.
  • Pide ayuda con las tareas domésticas. Ahora el bebé te necesita mucho. Más adelante disfrutarás de más tiempo libre.
  • Aliméntate correctamente, bebe mucha agua o zumos naturales. Restringe los lácteos.
  • Sal mucho a la calle. Pierde el pudor a dar el pecho en público. Toma mucho el aire y disfruta de paseos con tu bebé y tal vez tu pareja.

Creo que aquí está lo esencial que necesitas para empezar la lactancia felizmente, el resto….lo escribiréis tu hijo y tú solitos.

Por último, si  después de haber llegado leyendo  hasta aquí:

Crees que no es lo que esperabas…

No estás motivada para hacerlo…

No lo has conseguido después de tanto esfuerzo….

El bebé no te ha acompañado en tu decisión…..

Recuerda algo importante……………“Una madre no es sólo dos pechos”

 

Disfruta de tu Maternidad, no hay nada en esta vida que te haga sentir más plena……