Embarazo y Ácido Fólico

16.11.2015 00:00

¿Qué es el ácido fólico?

Si estás buscando un bebé o incluso ya estás embarazada, tu ginecólogo te habrá prescrito que tomes ácido fólico y por tanto es probable que ya lo estés haciendo, pero ¿qué es realmente el ácido fólico y para qué sirve? pues a menudo lo tomamos diariamente sin saber muy bien cuál es su función.

El ácido fólico es la vitamina B9 y ésta participa en una serie de funciones importantes relacionadas con el correcto desarrollo del bebé, así como con la correcta progresión del embarazo, entre otras múltiples funciones en el ser humano.

Su efecto mejora enormemente si se toma en combinación con la vitamina B12 y la vitamina C, de ahí que los complejos que se recomiendan durante el embarazo lleven asociados al menos las dos primeras.

Previene defectos del cierre del tubo neural y malformaciones en el feto.

Durante la etapa inicial del crecimiento del embrión se produce la multiplicación celular que dará lugar a la diferenciación celular y posterior formación de órganos y tejidos. Si el ácido fólico no interviene en estos procesos, puede haber riesgo de malformaciones en el recién nacido tales como la espina bífida o la anencefalia.

También se ha visto que el ácido fólico previene otro tipo de malformaciones de extremidades,  de tipo cardiovascular y de las vías urinarias.

Por otra parte, tomando las cantidades de vitamina B9 recomendadas antes y durante el embarazo, se reduce un 40% la posibilidad de que el bebé padezca labio leporino y hendidura palatina.

También se ha relacionado con la prevención de abortos y con un menor riesgo de padecer desprendimiento prematuro de placenta.

Otras ventajas de consumir ácido fólico

No sólo la mujer embarazada se beneficia del ácido fólico sino cualquier persona dado que también interviene en la creación de glóbulos rojos (previniendo la aparición de un tipo de anemia llamada megaloblástica), en la síntesis de proteínas del organismo, en la síntesis y reparación del ADN y se está estudiando la posibilidad de que intervenga también en la prevención del Alzheimer y diferentes tipos de cánceres.

Ayuda a prevenir la depresión y la ansiedad y además fortalece el sistema inmune.

Necesidad de tomarlo antes de quedarse embarazada.

El ácido fólico es necesario en las etapas más precoces del embarazo dado que su acción preventiva se va a llevar a cabo en los primeros meses de éste, cuando empiezan las primeras divisiones y diferenciaciones celulares, por eso es necesario tomarlo antes de quedarse embarazada, al menos tres meses antes.

Cuando la mujer que busca quedarse embarazada empieza a tomar el ácido fólico, los niveles de éste aumentan y mantienen un depósito adecuado para cuando se necesite. No obstante hay muchas mujeres que no sólo no lo toman preventivamente antes de quedarse embarazadas, sino que no empiezan a tomarlo antes de la semana 8 ó 9 tras consultar por primera vez a su ginecólogo.

Un estudio llevado a cabo en el Instituto Carlos III de Madrid,  reveló que sólo el 17,3 % de las mujeres embarazadas comenzó a tomar ácido fólico en los meses previos a su gestación. También reveló este estudio que el 71.2% de las mujeres comenzaron a tomarlo en el momento en que se enteraron de que estaban embarazadas y que aún hay un 11.5 % de mujeres embarazadas que nunca lo tomaron.

Las indicaciones de ingesta de ácido fólico también se extienden hasta el último trimestre de la gestación, para prevenir la anemia y durante toda la lactancia para aportar al bebé la cantidad necesaria para su correcto desarrollo.

¿Cuánto ácido fólico debo tomar?

La cantidad de ácido fólico recomendada (RDA, ración diaria aconsejada) según el Comité de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina (Food and Nutrition Board of the Institute of Medicine) depende de la edad y necesidades de la mujer.

Mujeres de 14 años en adelante: 400 mcg/día (0.4 mg/día)

Adolescentes embarazadas de 14 a 18 años: 600 mcg/día (0.6 mg/día)

Mujeres embarazadas de 19 años en adelante: 500 mcg/día (0.5 mg/día)

Mujeres lactantes de 14 a 18 años: 600 mcg/día (0.6 mg/día)

Mujeres lactantes de 19 años en adelante: 500 mcg/día (0.5 mg/día)

No obstante, estas recomendaciones pueden variar si la mujer está embarazada de gemelos, es adolescente, es fumadora o ha tomado anticonceptivos orales durante mucho tiempo. En estos casos, será su ginecólogo quien ajustará la RDA.

¿Dónde podemos encontrar ácido fólico de manera natural?

El ácido fólico también se puede encontrar de manera natural en la alimentación. Por tanto, las mujeres embarazadas deberían también incorporar en su dieta estos alimentos. Consumidos con regularidad podrían aportarnos hasta un 65% de los requerimientos diarios de folatos.

alimentos-ricos-en-acido-folico

Alimentos ricos en ácido fólico.

  • Verduras de hoja verde ancha y oscura (Espinacas, Coles de bruselas, Lechuga romana)
  • Espárragos verdes
  • Brócolí
  • Frutas cítricas (Naranjas, fresas, frambuesas, papayas)
  • Legumbres (lentejas, garbanzos, alubias, frijoles)
  • Guisantes
  • Aguacates
  • Zanahoria
  • Remolacha
  • Maiz
  • Apio
  • Calabaza
  • Semillas (De girasol, de linaza), almendras y nueces.
  • Entre los alimentos de origen animal: hígado y riñones.

tabla_acido_folico

Concluyendo. Si estás buscando embarazo, ponte en contacto con tu médico quien te prescribirá un suplemento de ácido fólico y vitamina B12, y si ya estás embarazada y lo tomas, mantén su ingesta durante la lactancia. Recuerda los alimentos que también son ricos en folatos y lleva una dieta sana, equilibrada e incorpóralos a ella.

Ante cualquier duda, consulta siempre a tu médico.