Beneficios de comer sandía en el embarazo.

21.06.2016 10:46

Ahora que estamos en verano y que van subiendo las temperaturas, os proponemos una medida muy sencilla y beneficiosa para refrescarnos, estar hidratados y mantener el peso dentro de los parámetros normales, sobre todo en embarazos. Además es fruta de temporada por lo que ahora la encontramos en su punto de dulzor y maduración. Hoy hablamos de los beneficios de comer sandía en el embarazo.

10468354_797313520308732_4032053277928339472_n

En ella encontramos un alto porcentaje de agua y elementos nutritivos, además de potasio y fósforo que ayudan a mantener la línea y saciar la sed de una manera saludable. Una rodaja de sandia contiene tan solo 35 calorías, así que es una fruta refrescante perfecta para esta temporada de verano.

Dentro de las propiedades nutritivas que contiene, destaca el alto contenido en minerales como Potasio, Magnesio, Calcio, Fósforo, Hierro y Sodio. Entre otros componentes beneficiosos, es rica en pigmentos como Beta-carotenos y Licopenos (potentes agentes reductores o antioxidantes) y también contiene gran cantidad de vitaminas como Vit A y C, Acido Ascórbico, Riboflavina, Tiamina, Niacina y Ácido Fólico.

Aplicado al embarazo, nos ayuda a mantenernos hidratadas y evita que aumentemos de peso. Nos regula los líquidos corporales y al ser diurética, facilita su eliminación, por tanto va muy bien en los edemas gravídicos (hinchazón de piernas y tobillos)

Al tener potasio, previene los calambres musculares tan frecuentes en el tercer trimestre del embarazo.

Es un gran activador del sistema inmunitario del organismo, por lo que mejora nuestras defensas.

Contiene mucha fibra por lo que facilita la digestión y previene el estreñimiento.

También es un potente antioxidante (alto contenido en licopenos y betacarotenos) y un fantástico factor antienvejecimiento.

Es muy indicada también para las madres lactantes, ya que ello facilita la absorción de las vitaminas y electrolitos por parte del bebé a través de la leche materna, con el consiguiente beneficio también para él.

Puedes encontrar en el mercado muchas variedades, incluso las hay sin pipas, lo cual se agradece a la hora de ingerirla. Y encima está buenísima.....Pues no se hable más....¡¡a la rica sandía !!

 

Autor: Dra. Mª Isabel Martínez Muñoz

Médico Especialista en Educación Maternal y Recuperación Puerperal.

Especialista en Sofrología, Asesora de lactancia Materna y Educadora de Masaje Infantil

Directora del Centro de Educación Maternal C.E.M. Los Arcos