Al pan, pan…y a la teta lo que es teta

24.02.2014 11:45

-Hola, buenos días. Hemos venido a verte porque tenemos un problema de lactancia.

- Hola, bienvenidos. Contadme.

- Pues mira, nos pasa que el bebé se queda con hambre.

-¿Por qué creéis que se queda con hambre?

- Porque pide muy a menudo.

-¿Cómo de a menudo?

- Cada hora o cada dos horas, a veces incluso más seguido.

- ¿Qué edad tiene el bebé?

- Tres semanas.

- Bueno, es que aún es muy pequeño. Los bebés tan pequeños necesitan mamar muy a menudo. Tened en cuenta que se cansan pronto, o se duermen, y es lógico que al rato vuelvan a pedir. ¿Le das primero un pecho hasta que se termina antes de ofrecer el otro?

 - Sí, claro.

- Muy bien, eso es muy importante para que el bebé gane más peso, pues la leche del final de la tetada es más nutritiva y saciante. De esta forma además, el bebé irá espaciando las tomas poco a poco. Cada vez tendrá más fuerza, tardará menos en mamar y pedirá más tarde. Sigue así.

-¿Va ganando peso regularmente?

- Va haciendo unos 200 gr. semanales.

-¡¡Fenomenal ese peso!!

- Ya, pero es que aún así se despierta muy a menudo y no duerme nada. Lo tengo todo el día enganchado a la teta.

- Pero es que ahora eso es normal, es muy pequeñito y necesita mamar a menudo y además eso os beneficia a los dos, a ti porque produces más leche y a él porque crecerá más.

- Sí, pero es que me tiro la noche en blanco…..es que no dormimos nada, ni él, ni yo.

-Bueno, tendrás que intentar dormir a ratitos sueltos porque los bebés cuando nacen, están más activos durante la noche y más tranquilos durante el día porque vienen al mundo con el mismo “ciclo horario” que tenían en el útero, es decir,  por el día tranquilitos por el “efecto mecido” de tu actividad rutinaria y por la noche empezaba su “hora bruja”, cuando tú cesabas en tu actividad, ¿lo recuerdas? ¿A que por el día duerme más?

- Sí, la verdad es que por las mañanas, algunas veces duerme hasta tres horas seguidas.

-¡¡Pues ahí es donde tienes que dormir tú!! Aprovecha y acuéstate cuando el bebé duerma, sea la hora que sea, porque si no lo haces, no tardarás en agotarte, física y mentalmente… ¡¡si no lo estás ya!! Desconecta teléfonos, evita ruidos, etc. y…¡¡¡ a la camita!!!

- Ya, pero entonces tengo que hacer las cosas de la casa y además, por el día no tengo sueño.

- Pero tener la casa a punto no es más importante que el hecho de que puedas descansar, ¿no crees? Pide ayuda a tu pareja, a la abuela, a alguna persona externa….. o haz como que no ves la suciedad o vete a la calle, jaja…y aprovecha para descansar cuando lo haga el bebé. Si no duermes por la noche….. ¿tendrás que dormir en algún momento, no?  

No obstante, si por el día no puedes dormir, otra opción es que por la noche lo metas en tu cama y así cuando pida, no te desvelas, basta con “enchufarle” la teta y tú sigues durmiendo.

- Uy, es que a mí eso del colecho me da algo de miedo…además no va mucho con nosotros.

- Pues entonces volvemos a la estrategia anterior al colecho:  dormir de día. Con el tiempo se regulará, no te preocupes, pero ahora es normal que sea un poco más caótico. Sé paciente.

Pero ¿cómo hago para regularle las tomas?

- Lo hará él solito, con el tiempo.

-Ya, pero es que nosotros antes éramos muy independientes y nos gustaba mucho viajar, salir a cenar y a tomar una cervecilla y esas cosas, y ahora estamos atados de pies y manos y no podemos hacer nada de eso porque me paso el día dando la teta….

-(¡¡¡¡Bingo!!!!….¡¡¡¡Salió por fin!!!!) Bueno, estarás conmigo en que eso no parece un problema de lactancia ¿no? Es más bien un problema de organización… ¿no creéis? Y ahí sólo os puedo ayudar diciéndoos que tengáis paciencia, que todo se regulará con el paso del tiempo……o no….tal vez nunca volváis a ser la pareja libre e independiente que erais antes, pero  todo es cuestión de adaptación a esta nueva etapa en vuestras vidas. Has decidido dar el pecho libremente por el bien de tu hijo, porque sabes que es lo mejor para él, y si tu motivación se mantiene firme en este sentido, tendrás que priorizar. Diferente sería si esta decisión te está pesando actualmente…¿lo está haciendo?

- No, no…quiero seguir dando el pecho, sé que es lo mejor ¡¡pero estoy tan cansada!!

-Habéis dado un gran cambio a vuestras vidas y todo proceso nuevo necesita una asimilación paulatina.  Disfrutad de vuestra lactancia y olvidaos de las cosas que son secundarias. Descansad y tratad de hacer planes en familia, cambiad de estrategia.

Probablemente, con el tiempo, aprendáis a disfrutar de una salida con vuestro bebé y encontréis otras formas de relacionaros con los amigos o de hacer vida social, e incluso os digo más…llegará un momento en el que tal vez no echaréis de menos esas salidas de “solteritos” y quizás, seáis vosotros los que no queráis separaros un instante de vuestro bebé……al tiempo. Pero ahora, vuestro bebé necesita a su madre muy a menudo y las prioridades son las prioridades. Id dando pequeños pasitos y tratad de llevarlo lo mejor que podáis. Daos un tiempo, id conociendo a vuestro bebé y sus necesidades, y dejad que él os conozca también. Habladlo mucho entre vosotros, para que no os pese ni os lo quedéis dentro y pensad en los beneficios que obtiene vuestro bebé por vuestra dedicación hacia él. Sed cómplices y buscad tiempo para vosotros, aunque no sea en exclusividad.

Ánimo, ¡¡¡la lactancia va fenomenal!!! Seguid así….*=D> aplauso