¿Demasiados deberes o demasiadas actividades?

09.05.2016 10:41

Hace unos días saltaba una noticia en los periódicos que me llamó la atención.

La Organización Mundial de la Salud ha constatado que el porcentaje de estudiantes españoles que sufren estrés por culpa de los deberes es de los más altos de Europa. De hasta el 70% en las chicas de 15 años. Y esa presión, señala la misma OMS, se traduce muchas veces en "un incremento de patologías como los dolores de cabeza, dolores de espalda, malestar abdominal y mareos", así como de los "estados de ánimo que llevan a los chicos a sentirse tristes, tensos o nerviosos".


deberes

Foto obtenida de EL PERIÓDICO. Noticia completa aquí

Y esto me lleva a formularme la siguiente pregunta: ¿Demasiados deberes o demasiadas actividades? Y a una pequeña reflexión: ¿Cuántas horas de juego libre disfrutan nuestros hijos entre semana?

Los niños son niños y deben de comportarse como tales. Todos queremos hijos perfectos y competitivos en el futuro, pero se nos está olvidando que los niños tienen que jugar, experimentar por sí mismos, desarrollar su imaginación y no les estamos ayudando cuando tras salir de clase los sometemos a una agenda completa de actividades extraescolares, por su bien. Dos horas de inglés, dos de natación, una de ballet y otra de taekwondo a la semana creo que son demasiadas horas robadas a la infancia de nuestros hijos. Inglés, ya aprenderán más adelante, no es necesario hacerlos bilingües desde los 4 años, y jugar también ejercita su musculatura, y desarrolla su hormona del crecimiento al igual que la natación y probablemente, les resulte más atractivo jugar que nadar, ¿no creéis?

Además, el juego libre conlleva múltiples beneficios sobre nuestros niños como son:

El Contacto con la Naturaleza, conocimiento de su entorno y mejora de su interacción con él. Un parque, una calle, un patio pueden ser muy inspiradores para nuestros pequeños exploradores.

Fomento de la Sociabilidad, al estar en contacto con otros niños les hará mejorar sus habilidades sociales y les ayudará a mejorar su capacidad de resolución de conflictos con otros niños. La sociabilidad es especialmente importante en los niños tímidos o retraídos.

Desarrollo de la Creatividad, a través de juegos improvisados que toman como objetivo utilizar todo aquello que el entorno les provee para desarrollar su cometido.

Guerra al Sedentarismo y a la Obesidad (creciente en la infancia),  ejercicio físico que rompa con las interminables horas que pasan nuestros hijos delante del televisor, la playstation  o la consola. Desarrollo de habilidades motoras y cognocitivas.

Autonomía y Autoestima para resolver los retos que el juego libre y sus participantes puedan proponer. Aprender a resolver conflictos entre compañeros de juego, desarrollo de disciplina (orden de juego, a quién le toca, turnos de juego, etc...) son valores que aprenden nuestros hijos jugando.

¿Y con respecto a los deberes?¿Realmente es necesario que un niño de 7 años (por poner una edad cualquiera) pase dos horas al día (tras su jornada en el cole) haciendo deberes? 

Los niños tienen que tener tiempo de ser niños. Entiendo que fomentar en ellos una rutina de estudio puede favorecerles con carácter de futuro, pero en su justa medida, pues esto está haciendo que nuestros niños sufran cuadros de ansiedad (como mínimo), que desde luego no son propios por supuesto de esta edad. Necesitamos planes de estudio que rompan con el sistema actual, (que por otra parte no parece ser muy productivo) que fomenten el conocimiento a través de la experimentación y la comprensión, y que no sobrecargue a nuestros niños de interminables tareas que a nada conducen, salvo al hartazgo y la desidia. Y no lo digo yo, lo dicen estas estadísticas que veis arriba.

En fin, aquí dejo estas pequeñas reflexiones para que cada uno recoja las que quiera y obre en consecuencia, o no. Acordaos de vuestra infancia y comparadla con la de vuestros hijos.

Sólo se es niño una vez, y para problemas y responsabilidades...ya está la vida en sí misma que se lo recordará más adelante. 

Autor: Dra. Mª Isabel Martínez Muñoz

Médico Especialista en Educación Maternal y Recuperación Puerperal.

Especialista en Sofrología, Asesora de lactancia Materna y Educadora de Masaje Infantil

Directora del Centro de Educación Maternal C.E.M. Los Arcos

www.cemlosarcos.es